Las Inteligencias Artificiales En El Ámbito Laboral: ¿Peligran Nuestros Empleos?
IA robótica AlphaZero

Las Inteligencias Artificiales En El Ámbito Laboral: ¿Peligran Nuestros Empleos?

Maia Mulko
Maia Mulko

Actualmente, las inteligencias artificiales pueden reconocer rostros, sonidos y objetos, mantener conversaciones, traducir múltiples idiomas, realizar obras de arte, conducir vehículos, y más. Cada vez más, de hecho. Avanzan rápidamente porque no son simples máquinas que resuelven problemas de acuerdo a cómo los humanos las programaron, sino que hacen uso del machine learning, deep learning y otros algoritmos de aprendizaje, para enseñarse a sí mismas nuevas estrategias para llevar a cabo sus tareas asignadas. Así, rápidamente mejoran para ponerse a la altura del rendimiento humano, e incluso lo superan en ciertas áreas. Por ejemplo, AlphaZero, una IA de Google, dominó por completo el ajedrez en 4 horas, siendo capaz de prever hasta 80.000 movimientos por segundo. Sólo se le habían dado las reglas del juego.

¿Qué significa esto para los humanos? Si bien los robots y las inteligencias artificiales nos han facilitado las cosas en muchos aspectos, ¿qué rol cumplirá nuestra especie —alguna vez llamada la más inteligente del planeta— en el nuevo mundo laboral que promete este rápido avance de la automatización?

Anuncio

Analítica Web Sin Uso de Cookies Que Protege la Privacidad


Will Robots Take My Job? es una web app que intenta predecir si la automatización (sean robots o AI) relevará a los trabajadores humanos en un área determinada, basándose en la investigación de Carl Benedikt Frey y Michael Osborne El futuro del empleo: ¿qué tan susceptibles son nuestros empleos a la computarización? (2013). En dicha investigación, los autores advierten que casi la mitad de los empleos en el mercado laboral de los Estados Unidos puede desaparecer. El avance de las IA sugiere lo mismo a nivel global. ¿Quién precisará de choferes cuando los vehículos autónomos se perfeccionen? ¿Quién contratará a un modelo pudiendo generar un rostro con IA? Ya los teleoperadores están siendo reemplazados por chatbots; otras IA conversacionales podrían reemplazar a los recepcionistas. Hay IA que producen textos cada vez más coherentes, amenazando el futuro de ciertos tipos de redactores. Existen también analistas financieros basados en IA que no cometen errores y robots que cocinan, cuidan enfermos, revisan radiografías, aplican anestesia, realizan cirugías, etc.

Toda revolución tecnológica trae consigo una revolución laboral que puede implicar la pérdida de empleos. La introducción del telar mecánico en la Primera Revolución Industrial desplazó a muchos trabajadores textiles, igual que la automatización de los elevadores eliminó el puesto de ascensorista a mediados del siglo XX o igual que como el Internet “mató” a los videoclubs en los 2000s. Por un lado, es lógico que la humanidad tema por la posible obsolescencia de sus puestos de trabajo debido a las nuevas y crecientes aplicaciones de la IA. Pero existen matices en esta problemática. Muchos avances tecnológicos, así como suprimieron algunos empleos, generaron otros. Las máquinas de la Revolución Industrial precisaban mantenimiento, igual que la automatización precisa de la ingeniería o la IA de la ciencia computacional. El Internet pudo haber llevado a la quiebra a los videoclubs, pero impulsó el comercio electrónico y el trabajo remoto, y generó puestos nuevos, como desarrollador web, community manager, digital marketer o diseñador UX.

Hay avances que simplemente transformaron el empleo en vez de eliminarlo.  Desde que existen los cajeros automáticos, los cajeros de los bancos pasan menos tiempo entregando dinero y más tiempo atendiendo consultas de los clientes. En el caso de las IA, como la mayoría está pensada para una actividad en específico, pueden sustituir a los humanos de forma completa sólo en tareas  monótonas concretas, pero no cubren todo lo que un humano puede hacer en un puesto de trabajo. Es lo que está ocurriendo con los “cobots”: robots colaborativos que se ocupan de las tareas más repetitivas y/o peligrosas para facilitar y aumentar la productividad en el trabajo industrial, pues no sólo pueden realizar estas tareas por más tiempo sin cansarse ni correr riesgos, sino que esto permite también que los trabajadores humanos se dediquen a otras partes de la labor, más creativas.

No es que no haya inteligencias artificiales que emulen la creatividad humana, porque de hecho hay IA que producen arte (Creative Adversarial Network o CAN realiza pinturas abstractas, AmperAI compone música) e inventos (Dabus AI diseñó una luz de emergencia y un recipiente para alimentos, aunque no pudieron ser patentados a su nombre por tratarse de una IA). Sin embargo, los humanos aún son necesarios en muchas áreas en donde la creatividad, pero fundamentalmente las emociones, son imprescindibles.

Visite nuestra página de lectura recomendada para leer más acerca de este tema.

Sí, hay IA que pueden redactar, pero no pueden “sentir” para escribir un poema, una novela llena de matices o el guión de una película cómica. Hay IA que pueden hablar con los humanos, pero no pueden empatizar como un terapeuta, un niñero o un maestro, o motivar como un líder. Sin ir tan lejos, son muchos los humanos que siguen prefiriendo hablar con otro humano cuando llaman al número de atención al cliente de un producto o servicio. Y muchos otros los que seguirán deseando que en un hospital los atienda un médico humano (por mucho que usen las IA para ayudarlos con los diagnósticos), o bien, un camarero humano en un restaurante.

Las inteligencias artificiales no pueden igualar la potencia de cómputo que tiene el cerebro humano (el único ordenador que realiza procesos con la misma rapidez es Summit, de IBM, pero mide 520 metros cuadrados y pesa 340 toneladas). Tampoco pueden abarcar todos los tipos de inteligencia que posee éste. Pero sobre todo, no pueden reemplazar la interacción humana en su totalidad. Aquí radica su mayor “debilidad” y la esperanza, para nosotros, de que las IA no nos suplirán en muchos trabajos actuales que, sin duda, seguirán existiendo en el futuro.

Anuncio

Upcloud: Los servidores más rápidos del mundo. Reciba un crédito de $25 USD. (Aplican términos, sujeto a cambiar)



Join the conversation.


© 2021 Terraflow LLC - Information - Series 2. Todos los derechos reservados. El contenido y las representaciones en este sitio son solamente para própositos informacionales y no se considerán ni consejos de inversión, ni consejos legales, consejos médicos, ni solicitaciones para invertir.